Leer el ensayo poético de Godard sobre el cine era más por cabezonería por mi parte que otra cosa y la verdad es que me ha decepcionado un poco. Me esperaba algo diferente. Como historia de cine se queda en simples brochazos de momentos del cine imprescindibles para Godard. Como poética se queda en menos. Me lo he terminado porque admiro a Godard, porque me ha dado grandes momentos de mi vida con algunas de sus películas y porque quería descubir cómo era capaz de tratar una historia del cine desde un sujeto poético.

Me ha defraudado un poco, la verdad.

Que el único gran problema del cine me parece que es dón de y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo.

IMG_9012