Aunque tienes mucho miedo a caerte, empiezas a patinar en la terraza de casa con una cierta mezcla de necesidad, tesón y orgullo. Me gusta… Y eso que son 5 metros, media vuelta, cinco metros, otra media… Y a te encanta.

20131029-105531.jpg