La pianista es una novela curiosa que te atrae por el pragmatismo que desprende, la  moderación austriaca directa y puntiaguda de su estilo, la  superioridad con que se desenvuelve la autora en ambos lados de la cordura y lo políticamente correcto. La pianista es un agujero al dolor, la desesperación, la soledad y la falta de ternura del ser humano en su lucha por la supervivencia

social de unos personajes al límite de todo y casi excluidos de si mismos.Kra_Jel2

La pianista nos enseña que somos simplemente mercancía propuesta por otros y promesas incumplidas, que casi nadie es feliz consigo mismo y que no hay salida ni solución fuera de recolocarlo todo y empezar de nuevo de alguna otra manera más honesta y humana.

La pianista es la incomunicación del ser humano consigo mismo. El odio del ser humano a si mismo. La incongruencia de vivir para olvidar que se vive y autodestruirse por venganza a no sé que miserias.