Me acabas de enseñar el muñeco que has estado haciendo en casa de tus abuelos. Sofía te miraba nerviosa e interrogante.

Te he preguntado quien era y no has sabido responderme, no es nadie conocido… mirándolo con calma me da la sensación de que sea quien sea tiene pinta de saber bailar claqué, ¿no?